top of page

¿Qué tipo de vídeo usar cuando tu producto no es llamativo?

En el marketing, la atracción visual juega un papel fundamental. 


Productos coloridos, empaques llamativos y diseños innovadores suelen captar la atención de los consumidores de manera inmediata.


Sin embargo, ¿qué sucede cuando el producto que deseas promocionar no encaja en esta categoría? 

¿Cómo puedes utilizar el poder del vídeo para destacar un producto que no es intrínsecamente llamativo o atractivo a simple vista?



En este artículo, exploraremos cómo el vídeo puede ser una herramienta invaluable para transformar la percepción de productos que podrían considerarse "aburridos" o "técnicos". 


A través de una selección estratégica de tipos de vídeo y técnicas de producción, puedes convertir incluso los productos más simples en objetos de deseo para tu público objetivo.


Comprendiendo el valor del vídeo


A menudo, los productos que no son llamativos a primera vista poseen un valor funcional o técnico significativo. El vídeo te permite ir más allá de la apariencia superficial y revelar las cualidades únicas y los beneficios tangibles que estos productos ofrecen.


Un vídeo bien elaborado puede:


  • Desmitificar la complejidad: Explicar de manera clara y concisa el funcionamiento del producto, eliminando la barrera de entrada para usuarios potenciales.

  • Mostrar el valor en acción: Demostrar cómo el producto se utiliza en situaciones reales, destacando su utilidad y resolviendo problemas concretos de los usuarios.

  • Generar confianza y credibilidad: Utilizar testimonios de clientes satisfechos o expertos en la industria para avalar la calidad y eficacia del producto.

  • Crear una conexión emocional: Contar una historia atractiva que resuene con la audiencia a nivel emocional, asociando el producto con valores positivos y experiencias deseables.


Ejemplos de cómo el vídeo puede impulsar productos 


  • Un vídeo tutorial sobre cómo usar una herramienta compleja la convierte en una opción accesible para usuarios principiantes.

  • Un vídeo de casos de éxito que muestra cómo una empresa ha utilizado un software para mejorar su eficiencia la convierte en una herramienta atractiva para otras empresas.

  • Un vídeo promocional que destaca la durabilidad de una máquina industrial la convierte en una inversión confiable para las empresas.

Tipos de vídeo para resaltar productos no llamativos

Existen diversos tipos de vídeo que puedes utilizar para destacar las cualidades únicas de productos que no son llamativos a primera vista:

Vídeo de manual y descripción:

  • Proporciona instrucciones paso a paso sobre cómo usar el producto.

  • Demuestra la facilidad de uso y desmitifica la complejidad.

  • Ideal para productos técnicos o con múltiples funciones.

Vídeo de caso de éxito:

  • Presenta testimonios reales de clientes que han utilizado el producto con éxito.

  • Muestra resultados tangibles y el valor práctico del producto.

  • Fortalece la credibilidad y la confianza en la marca.

Vídeo tutorial:

  • Enseña a utilizar el producto en situaciones reales.

  • Destaca la utilidad y versatilidad del producto.

  • Ideal para productos con múltiples aplicaciones o usos.

Vídeo de capacitación:

  • Educa a los usuarios sobre las características y beneficios del producto.

  • Facilita la adopción y la satisfacción del cliente.

  • Ideal para productos con funcionalidades complejas o nichos específicos.


Vídeo promocional o comercial:

  • Crea vídeos dinámicos y atractivos que capturen la atención desde el principio.

  • Utiliza técnicas visuales creativas, como la narración, la animación o la música.

  • Enfatiza los beneficios emocionales y aspiracionales del producto.

  Brand Film:

  • Cuenta una historia envolvente que conecte con la audiencia a nivel emocional.

  • Crea una asociación positiva entre el producto y valores o estilos de vida deseables.

  • Eleva la percepción del producto y lo posiciona como algo más que un simple objeto funcional.


Recursos técnicos en favor de la visibilidad de productos o servicios “menos atractivos”

Cuando un producto o servicio no posee un atractivo visual inherente, ciertos recursos técnicos pueden emplearse para mejorar significativamente su presentación y percepción. 

Animación


La animación es una herramienta extremadamente versátil que puede dar vida a conceptos que son difíciles de visualizar. 

Permite representar procesos internos, ilustrar datos abstractos o complejos, y crear mundos que capturan la imaginación del espectador.  Para productos o servicios que pueden ser percibidos como monótonos, la animación puede:

  • Simplificar la explicación de procesos complicados mediante gráficos en movimiento.

  • Visualizar estadísticas o resultados de una manera dinámica y fácil de entender.

  • Añadir elementos de fantasía o futurismo que hagan el video más entretenido y memorable.


Styling


El styling, que incluye la selección de la paleta de colores, los decorados, el vestuario y los accesorios, juega un papel crucial en la creación de un entorno visualmente atractivo durante la producción audiovisual.


Este puede adaptarse para reflejar la identidad de la marca o para resaltar las características del producto. A través del styling efectivo, se puede:


  • Crear un ambiente coherente que complemente el producto o servicio.

  • Utilizar colores que evocan emociones específicas o transmiten ciertos valores.

  • Organizar elementos visuales de manera que guíen la mirada del espectador hacia el producto.

Técnicas de Iluminación

La iluminación puede alterar dramáticamente la percepción de un producto.

Una iluminación adecuada puede enfocar la atención en los aspectos más importantes del producto o servicio. Algunas técnicas útiles incluyen:

  • Iluminación de tres puntos para dar profundidad y dimensión al producto.

  • Uso de iluminación suave para suavizar las características y hacer que el producto parezca más accesible.

  • Iluminación de acento para destacar características específicas del producto.

Efectos visuales

Los efectos visuales (VFX) pueden ser utilizados para agregar elementos que no se pueden capturar en la filmación real. 

Esto puede incluir todo, desde simples destellos de luz hasta complejas simulaciones que muestran el producto en condiciones extremas o en uso. Los VFX permiten:

  • Mostrar el producto en acción de maneras que no serían posibles en un entorno real.

  • Añadir capas de información visual que mejoren la comprensión del producto.

  • Crear impacto visual y emocional a través de efectos dramáticos o sutiles.


Uso de la música y el sonido

La música adecuada puede mejorar enormemente la percepción del producto, mientras que los efectos de sonido pueden hacer que las demostraciones del producto sean más impactantes y realistas. Esto incluye:


  • Seleccionar música que refuerce el mensaje del video y el tono de la marca.

  • Utilizar efectos de sonido para hacer que las demostraciones del producto sean más vivas y convincentes.

  • Alinear el ritmo de la edición del video con la música para mantener un flujo dinámico y atractivo.

Al integrar estos elementos de manera estratégica, se puede transformar significativamente la manera en que los potenciales clientes ven y valoran lo que tu empresa tiene para ofrecer.



Consejos para la creación de vídeos efectivos 

  • Muestra el producto en acción: No confíes solo en palabras. Deja que el vídeo hable por sí mismo mostrando el producto siendo utilizado y generando resultados positivos.

  • Invierte en calidad visual y sonora: Un vídeo con mala calidad de imagen o sonido puede restarle valor a tu producto.

  • Crea una narrativa clara y concisa: El espectador debe entender el mensaje del vídeo de principio a fin.

  • Adapta el vídeo a tu público objetivo: Considera los intereses y necesidades de tu audiencia para crear contenido que les resulte relevante y atractivo.


El vídeo marketing se ha convertido en una herramienta fundamental para cualquier empresa que desee destacar en el mercado actual. 


Sin importar si tu producto no es llamativo a simple vista, el vídeo adecuado puede transformar la forma en que lo perciben los consumidores. 


Al elegir el tipo de vídeo correcto y aplicar las técnicas de producción adecuadas, puedes comunicar el valor intrínseco de tu producto, generar confianza y credibilidad, y finalmente, impulsar las ventas.


No subestimes el poder del vídeo. Considera la producción de vídeo como una inversión estratégica en el marketing de tu producto. 


En Érase una vez, estamos dedicados a ayudarte a crear vídeos que no solo presentan tu producto, sino que realmente resaltan lo mejor de él, transformando productos ordinarios en experiencias extraordinarias. 


Contacta con nosotros hoy para descubrir cómo podemos ayudarte a transformar tu producto no llamativo en el próximo gran éxito de mercado.

0 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page